“Nunca unas ruedas fueron tan importantes para alguien”

Cuando una silla de ruedas se convierte en el medio de acceso a pequeñas (y no tan pequeñas) cosas de la vida cotidiana, la elección de la misma es un tema de suma importancia. Existen numerosos detalles, consideraciones y consejos que debemos seguir a la hora de elegir la silla de ruedas, en función a la calidad, material, necesidades…

Y esto, que no es otra cosa que encontrar la mejor elección para el bienestar de la persona beneficiaria, es lo que pretendemos cubrir con nuestros productos y, por supuesto, con estos sencillos consejos:

¿Qué debemos tener en cuenta elegir la silla de ruedas ideal?

Como te decimos, es una tarea fácil, siempre y cuando tengamos claro qué es lo que necesitamos, y el entorno en el que la utilizaremos, sin olvidarnos de las facultades físicas y psíquicas de la persona a la que va a ayudar en su día a día.

Por tanto, te recomendamos que sigas estos cinco sencillos puntos para que aproveches al máximo las posibilidades que nos ofrecen los mejores fabricantes.

Los mejores consejos para elegir una silla de ruedas

El tamaño de la silla

Aunque no siempre es así, nosotros ponemos esta característica como la primera a tener en cuenta.

Si apostamos firmemente por la comodidad, este aspecto es vital, ya que incide e interactúa directamente con la persona, en función a su tamaño y peso. Podremos optar por diferentes modelos que hagan de la silla una extensión de nosotros para obtener la mayor confortabilidad posible.

Así, desde un ancho de menos de 40 centímetros para personas delgadas, podemos optar a anchuras aptas para personas más gruesas, o sillas bariátricas con anchos especiales en caso de obesidad, teniendo en cuenta que la adaptabilidad es importante, siendo un inconveniente tanto las demasiado estrechas como aquellas excesivamente anchas.

Como regla general el ancho de asiento de la silla debe tener los centímetros del ancho de cadera del usuario más uno o dos centímetros por cada lado, para tener en cuenta el espacio que ocupa la ropa que utilizamos en invierno.

El tamaño de las ruedas

Pues sí, aunque a much@s pueda resultaros cuanto menos curioso, ésta es una de las cuestiones más importantes junto al tamaño de la silla.

El tamaño de la rueda va ligado directamente al tipo de silla y, por supuesto, a la autonomía del usuario.

Ambos tipos pueden facilitar el día a día, pero no es una cuestión estética, sino del grado de autogestión de la persona.

Si el usuario tiene fuerza suficiente para desplazarse por sí mismo, podrá optar a una silla de ruedas grandes con las que poder rodar con la fuerza de sus manos. Si la silla está orientada a que sea empujada por otra persona por imposibilidad del sujeto, utilidad puntual en hospitales o falta de fuerza, como puede ser el caso de algunas personas mayores, las ruedas pequeñas son las más adecuadas.

Además, otro factor que influye en el tipo de rueda es el lugar de uso, siendo las de rueda trasera pequeña las más útiles y cómodas para uso casero.

En una silla de ruedas distinguimos entre ruedas y neumáticos. Para un uso más casero, aconsejamos ruedas de goma pequeñas y neumáticos grandes. Cuando el uso es en exteriores, usar ruedas neumáticas para una óptima amortiguación o macizas antipinchazos que aunque no tengan una óptima amortiguación, ahorrarás unos cuantos dolores de cabeza…

El material de la silla

En este caso, tenemos diferentes materiales de fabricación que pueden estar orientadas a según qué uso vayamos a darle, por lo que nos supondrá diferentes costes y características que resumimos a continuación:

Sillas de aluminio

Es el material más ligero de los tres que analizamos para este producto. En una silla de ruedas en la que la fuerza es empleada de manera manual, el peso es realmente importante. Es un material que ofrece por su ligereza mayor facilidad para transportarla, y manejarse en la autogestión o con ayuda

Sillas de acero de baja densidad

Hablamos de un acero ligero, similar al habitual pero con la peculiaridad que hay menor densidad o peso a la hora de fabricarlo. Si los tubos son más finos, el peso se reduce. Es un término medio en todos los sentidos y podemos aconsejarla si la silla de ruedas no requiere de un transporte diario.

Sillas de acero

Este tipo de sillas son las más pesadas, y por ello, nuestro consejo es orientarlas a un uso más limitado a un entorno como puede ser el hogar, siendo limitadas las veces que debemos transportarlas. En su favor, debemos resaltar la robustez y durabilidad, soportando golpes y transportes mejor que las sillas de otros materiales.

El tipo de reposabrazos

Por suerte, hoy en día los reposabrazos son cosas que cualquier fabricante tiene en cuenta.

Normalmente, esta parte de la silla suele ser un accesorio extraíble con el objetivo de facilitar el acceso del usuario por el lateral. Lo que puede parecer un extra o lujo, se hace imprescindible a la hora de moverse entre muebles o ir al baño.

El soporte para los brazos extraíble facilita mucho el día a día y las actividades cotidianas. Por supuesto, que los reposabrazos sean ajustables es algo muy a tener en cuenta.

No olvidemos que el hecho de que este accesorio sea regulable teniendo en cuenta las horas de uso de la silla, evitará dolores de cuello, hombros y posibles lesiones.

Consulta siempre a un profesional

Consulte a su profesional de ortopedia para comprar su silla de ruedasComo bien os hemos dicho en multitud de ocasiones, en Ortopedia en Casa tenemos como objetivo claro tu bienestar, en una profesión en la que la vocación tiene un papel importante, y en un sector en el que la satisfacción de nuestros amigos es una prioridad.

Tal vez, el mejor de los consejos es que consultes a tu médico especialista en ortopedia o, en caso de no necesitar diagnóstico, a tu proveedor de productos.

No lo dudes, estamos siempre a tu disposición para que, si necesitas cualquier consejo o ayuda, podamos enfocar el producto a tus necesidades, consiguiendo un alto nivel de satisfacción. ¡Cuenta con nosotros!

¿Te pueden servir estos sencillos consejos para elegir una silla de ruedas? Pues síguenos e intentaremos seguir ayudándote de la mejor manera que sabemos.

¡Nos vemos pronto!

Emilio J. Barrial
Gerente de
Ortopedia en Casa